Gracias, pero no

En las tormentas, El Mar aprovecha para hacer limpieza; de lo que flota y también de los fondos. Estos días está inquieto y ruidoso, como si nos quisiera decir algo, mientras saca a tierra todos esos objetos de forma selectiva: zona de cañas y maderas, playa de plásticos, de botellas de cristal, arenal de algas muertas –no todo iba a ser nuestro–. Basura que nos pone en evidencia. No sé si he llegado a interpretar su mensaje correctamente, pero ahí va.

 

4 pensamientos en “Gracias, pero no

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>